Unas modelos de talla grande se disfrazan de Princesas Disney para concienciar a la sociedad