Unos chicos casi se quedan sin contarlo al cruzar el océano en sus vacaciones