Unos obreros no dan crédito al encontrar una gigantesca anaconda de más de 350 kilos