Usar pegamento en los labios para hacerlos más gruesos es lo nuevo. Lo puedes repetir cuanto quieras