Vecinos dejan frutas y pan para necesitados en una “parada solidaria” de buses. Combaten el hambre