Veganos están indignados por los postres que reciben de cumpleaños. Algunos son solo hielo o fruta