La sociedad en general suele decepcionarnos, los actos de buena fe no abundan en nuestro día a día y cuando vemos que alguna persona se da un tiempo más para ayudar al prójimo la verdad nos quedamos gratamente sorprendidos. 

En este caso aprovechamos de felicitar a la población de…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Vendedor de mangos botó por accidente su mercancía. Buenos samaritanos le pagaron su día de trabajo.

También te puede interesar:  Supo que esperaba gemelos con Síndrome de Down y planeó darlos en adopción. La valentía fue mayor

Seguir leyendo artículo en UpSocl.