Vendedora compartió su comida con un perro callejero hambriento. Lo dejó quedarse en la tienda