Vocalista de Florence and The Machine revela su desorden alimenticio. Sólo con alcohol podía cantar