Yegua jugaba en la orilla de un canal y terminó atrapada. Sus ángeles la regresaron a tierra firme