“Yo sé esta… porque perdí mi pierna ahí”: Su cruda confesión le ayuda a ganar $170 mil dólares