Zoológico de Knoxville dio la bienvenida a jirafa en Navidad. El mejor regalo de Santa fue la vida