Después de vivir en una plaza con su perrita, abuela recibió ayuda. Les ofrecieron un nuevo hogar