Pidió un vestido por Internet y lo que recibió ha sido catalogado de ‘unas cortinas’