Un conejo quedó atrapado en un frasco pero tenía mucha hambre como para asustarse. No quería salir